Conducir la bicicleta con seguridad

La bicicleta es uno de los medios de transporte que más ha crecido durante esta última década. En algunos países europeos la bicicleta es de hecho el principal medio de transporte en la mayoría de sus grandes ciudades, como es el caso de Dinamarca y Holanda, países que cuentan con una infraestructura para ciclistas plenamente desarrollada. Barcelona sigue ampliando su red de bicicarriles, acercando la ciudad a la bicicleta y viceversa; y aunque el hecho de disponer de bicicarriles hace la conducción más segura, siempre es recomendable seguir varias normas básicas para aumentar la seguridad más si cabe.


Consejos para conducir más seguro en bici

Lo siguientes consejos están orientados a reducir los riesgos de conducir una bicicleta por ciudad, aunque algunos de ellos por ser muy genéricos se pueden aplicar a la conducción por carretera o por cualquier otro tipo de vía. Vamos a verlos.


Respeta las señales de tráfico

Los carriles bici tienen sus propias señales de tráfico y señalizaciones, con lo que si estás circulando por uno estás obligado a respetarlas. En el caso que circules por la calzada junto con el resto de vehículos, debes respetar las señales de tráfico propias para esa calzada: semáforos, pasos de cebra, stops, ceda el paso… Respetar las señales de tráfico evita riesgos innecesarios para tí y los demás conductores y ciclistas.


Señaliza tus maniobras

Uno de los grandes inconvenientes de las bicicletas es no contar con intermitentes para que los demás ciclistas/vehículos puedan saber hacia donde te diriges. Por esa razón es muy conveniente, sobretodo en el caso de que estés circulando en tramos donde la densidad de tráfico/bicicletas sea elevada, que señales con una mano los cambios de dirección. Si te encuentras en una bajada o estás circulando a mucha velocidad (y por seguridad no quieres soltar una mano del manillar porque la necesitas para frenar), una mirada hacia atrás te servirá para cerciorarte de que no hay ningún vehículo a tu espalda y además si lo hay este sabrá que has mirado porque quieres realizar alguna maniobra. Si no quieres girarte ni tampoco puedes soltar una mano del manillar, sacar el pie del pedal hacia donde quieres dirigirte también puede ser útil aunque mucho menos estiloso.


Evita los frenazos bruscos

Las bicicletas no tienen luz de freno, por tanto los demás ciclistas y vehículos no pueden detectar cuando estás reduciendo tu velocidad hasta que la diferencia de velocidad entre ellos y tu es lo suficientemente grande como para ser perceptible. En estos casos si la distancia de seguridad no es lo suficientemente grande es cuando se producen los choques y los arrollos. Para evitar eso reduce tu velocidad de forma paulatina. Si además esa reducción de la velocidad se debe a un cambio de maniobra y lo estás señalizando, lo estás haciendo perfecto.


Equipa luces

Ver y no ser visto es la ley que rige para los animales en la jungla, pero para los ciclistas lo mejor es que los demás conductores te localicen fácilmente mientras circulas de noche. Una luz delantera y una trasera ayudará a aumentar tu visibilidad, además que según la normativa actual es obligatorio llevar luces para los trayectos nocturnos. Tampoco es mala idea instalar reflectantes en pedales y ruedas.


No circules con auriculares

Circular escuchando música está terminantemente prohibido por la normativa. La razón principal es que limita tu capacidad de escuchar y detectar otros conductores o ciclistas a tu alrededor, por tanto aumenta el riesgo de sufrir un accidente.

Presta atención a la pintura del asfalto y los pavimentos deslizantes

Especialmente durante los días de lluvia, las pinturas de los pasos de cebra y las líneas del asfalto resultan muy resbaladizas. Aunque desde hace algunos años su agarre ha mejorado sustancialmente, lo mejor es no pisarlas mientras tomamos una curva ni realizar frenadas bruscas encima de ellas. También resultan peligrosos los pavimentos como las baldosas, pavimentos pintados (como el suelo de los aparcamientos subterráneos) especialmente cuando están mojados.

Usa el casco

Parece demasiado obvio para estar aquí, pero la verdad es que tenemos que recordar que llevar casco reduce el riesgo de lesiones muy graves en el caso de que la cabeza impacte contra el suelo con una caída. Recomendamos llevar casco en tus desplazamientos, por cortos que sean.

06/06/2018

bycycle

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Submit Comment

Name*

Email*

Comments*